Google

sábado, agosto 19, 2006

Día 6: 3ª Parte - Las Vegas, segunda noche

Tras la visita al Gran Cañón volvimos a las Vegas, pudimos comprobar los curiosos nombres que tienen algunas calles:


Ya en las Vegas pudimos ver iluminado el Coliseum del Caesars Palace:


Y la entrada principal del hotel:


Lo de este hotel y las estatuas es algo patológico:


Despuésnos fuimos a ver otros casinos que nos habían recomendado:

El Venecia:


Un casino con una arquitectura totalmente clásica:


En la última planta del hotel hay una reconstrucción del gran canal:


Con gondolas incluidas:


Los fachadas de las tiendas de todo esa zona son también clasicas:


Es bastante habitual que los techos de los hoteles estén pintados como si fuera de día.


Otra zona del hotel que merece la pena visitar es donde se encuentra el Night Club del hotel, en esa zona el techo esta decorado como si fuera una catedral, lleno de cuadros:


El Mirage:


Todos estos hoteles tienen unos centros de mesa increibles:


Pero lo más impresionante de este hotel es la pasteleria:


El Bellagio: Un casino muy estadounidense.


Con la campana de la independicia:


Otra de las cosas que llaman la atención del Bellagio es la decoración florida del techo del vestibulo:


Otra zona digna de ver es el Jardín Botánico:


Con edificios de madera:


Entre los que circula un tren eléctrico:


que incluso pasa por varios puentes:


El Bellagio es uno de los hoteles más lujosos de las Vegas, cuya zona comercial tiene alguna de las tiendas más caras de la ciudad:


Y con unas pastelerias impresionantes:


Que incluyen cascadas de chocolate:

El Flamingo:

Un hotel con unos jardines tropícales maravillosos, aunque al verlo de noche las fotos no muestran demasiado:


Y algunos casinos a los que no llegamos a entrar:

La Isla del Tesoro:


El Inperial Palace:


Y al día siguiente, viaje a Los Angeles.

miércoles, agosto 16, 2006

Día 6: 2ª Parte – El Gran Cañón del Colorado.

Al final llegamos al Gran Cañón (GC a partir de ahora), con una hora perdida sobre el horario previsto, (ya que había habido un accidente en la autovía que teníamos que tomar y todos los desvíos que nos daba el GPS llevaban al trozo (varios km) cortado de la autovía) por lo que tuvimos que parar a comer en un pueblecito por el camino, antes de llegar, para que no se pasara la hora de la comida.

El pueblecito estaba en plena Ruta 66 y la comida era casera, era bastante buena.

Ya en el GC lo primero que hicimos fue ir al centro de visitantes, donde pudimos ver:

Un plano enorme del GC:

Un corte del terreno:

Y la fauna típica:

El GC tiene un montón de miradores desde donde poder contemplar toda su belleza.

Aunque parezcan cercanos hay que tener en cuenta que en cada mirador hay 3 o 4 puntos separados 1 km entre si. Las distancias en estos parques son gigantescas.

Primero estuvimos en varios de los miradores del Punto Mather:

Una panorámica hecha por Raúl con 5 fotos:

Después pasamos al PuntoYavapai:

Y nos acercamos hacia el Oeste hasta un punto en el que no se podía seguir en coche y había que pillar un autobús, al que nos subimos y en el que como no se podía permanecer de pie nos tuvimos que bajar. Llegamos andando, una caminata cuesta monte arriba, hasta el primero de los miradores:

Hay muchos caminos que permiten descender al Cañón pero hubieramos necesitado otro día más.

A continuación decidimos ir hacia el Este para ver antes de que se hiciera de noche:

Punto de la Gran Vista:

Con la visita de parte de la fauna local:

La Vista del Desierto:

Con una torre cilíndrica con grabados muy curiosos:

Y con varios pisos:

Desde la torre se podían contemplar unas vistas preciosas:

Y ya a la vuelta hicimos una última parada en el Punto Moran:

Al acabar el día nos volvimos para las Vegas, parando a cenar en un pueblo por el camino, (antes de que se pasara la hora) aunque por poco, cerró mientras estábamos comiendo en unas mesas exteriores que tenía.